Jóvenes cineastas de Los Ángeles graban cortos con poco presupuesto y muchas ideas